¿Ven todos los animales el mundo que los rodea?

La vieira está dotada de decenas de ojos
La vieira está dotada de decenas de ojos. Su primo, el pulpo, no tiene más que dos. Son también casi tan eficaces como los nuestros.

El universo sensorial del mundo animal es asombroso en diversidad. Presiones, temperaturas, corrientes, vibraciones, equilibrio, etc., son constantemente analizados. Entre los sentidos hay uno que está muy extendido en el mundo viviente: la percepción de la luz, también llamada foto recepción. Desde las bacterias hasta las plantas, desde los protozoarios hasta los hombres, con algunas excepciones apenas, todos los seres vivos reciben informaciones mediante la luz.

Entre los animales, que son frecuentemente móviles y que deben buscar su alimento, la percepción visual del mundo ambiental es vital. Pero no todos están dotados de aparatos visuales tan eficaces. Muchos de los animales muy simples no disponen más que de «manchas oculares» compuestas de una o varias células sensibles a la luz. Estos pequeños órganos sensoriales, frecuentemente repartidos por todo el cuerpo, informan al animal acerca de la cantidad y la dirección de la luz y de las sombras.

enormes ojos de facetas de los insectos
Los enormes ojos de facetas de los insectos están constituidos por una yuxtaposición de pequeños ojos llamados «ommatidios».

Entre los animales más complejos, tales como algunas lombrices, moluscos, insectos, etc., muchos poseen ocelos. Frecuentemente agrupados en la cabeza, cuando el animal la tiene, son ojos simples constituidos por células que desempeñan diferentes papeles en la visión: lente, reflector, receptor, etc. Envían imágenes al cerebro por mediación de un nervio óptico.

Si juzgamos por nuestras propias capacidades visuales, los ojos más eficaces nos parecen ser los de los vertebrados. Pero no nos engañemos: no todos son campeones de la visión. Además, algunos moluscos, como las sepias y los pulpos, ven bien con ojos muy parecidos a los de los vertebrados. Además existen en la naturaleza ojos realmente asombrosos, construidos sobre un modelo totalmente distinto: los de los insectos y de un gran número de sus primos los artrópodos. Estos grandes ojos, frecuentemente llamados «ojos de facetas», están en realidad constituidos por una yuxtaposición de pequeñas unidades visuales, que se comportan como un ojo independiente. En cada «ojo de facetas» de hormiga hay varias decenas de ellas, y más de 20 000 en las libélulas. La imagen comunicada al cerebro por estos ojos particulares se parece a un mosaico.

Lo más reciente en animales10

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli, la subespecie canaria de la pardela chica cría solamente en unos pocos enclaves ...
Leer Más

Pardela pichoneta o Puffinus puffinus

Pardela pichoneta o Puffinus puffinus, se trata de una especie de distribución atlántica, y sobre todo norteña, cuya escasa población ...
Leer Más

admin

Me llamo Félix García y soy un fiel amante de todos los animales y por eso he creado este sitio para facilitar la información para muchos que como yo le gusta todo lo relacionado con este fascinante mundo que es el de los animales. Tambien soy el creador de Cable de redes.

Deja un comentario