La cerceta pardilla o Marmaronetta angustirostris

Cerceta pardilla
Longitud: 39-48 cm
Envergadura: 65 cm
Peso: 450-590 g
Periodo de cría: de abril-mayo a
Puesta: 7-14 huevos
Incubación: 25-27 días
Vuelo: 55 días, aproximadamente

La cerceta pardilla o Marmaronetta angustirostris llegó a ser la anátida nidificante más común en las marismas del Guadalquivir a finales del siglo XIX, pero a mediados del XX la situación ya había cambiado drásticamente. Algo similar ocurrió en los humedales alicantinos, segundo núcleo importante en la península Ibérica, donde a mediados del siglo XX era la pieza de caza más abatida. Hoy en día crían de forma fluctuante en los humedales andaluces y alicantinos entre 50-200 parejas. Su presencia fuera de la época reproductora es también irregular.

Biología

El hábitat favorito de la Cerceta pardilla son las aguas someras y algo salobres, ricas en vegetación acuática, pues suele alimentarse en superficie o a menos de 20 cm de profundidad. Las semillas y los pequeños invertebrados son su principal sustento y en función de su disponibilidad se desplaza de unas charcas a otras. Este comportamiento resulta lógico en una especie del ámbito mediterráneo, donde se producen frecuentes fluctuaciones del nivel de agua. Tal vez como adaptación a estos cambios y a la dificultad de encontrar las condiciones de cría idóneas, la cerceta pardilla realiza un gran esfuerzo reproductor cuando las halla. La madurez sexual se alcanza al año de edad y el éxito reproductor es bastante alto. La puesta es la más grande de todas las anátidas europeas, con una media de casi 12 huevos, y la madre cuida con gran celo de los pollos, de manera que casi todos llegan a volar. Por estos motivos, las poblaciones están sujetas a oscilaciones frecuentes; ello parece constituir una estrategia para recuperar las poblaciones tras algún periodo de escasez, como son las sequías.

Hábitat

Las Cerceta pardilla cambian frecuentemente de humedal tras la época nupcial. Las aves que crían en Doñana se dispersan en otoño por las lagunas andaluzas y alcanzan también el este peninsular. También está confirmado su paso por el Estrecho en dirección a Marruecos y Argelia, y se sabe que el trayecto inverso puede producirse en cualquier momento de la estación no reproductora, si las condiciones en el lugar de residencia no son las adecuadas: en Doñana, durante el otoño, aparecen repentinamente bandos de cercetas marroquíes. Este comportamiento oportunista resulta similar al que muestran a la hora de buscar enclave para la cría.

AMENAZAS

Sin duda, la principal amenaza de la especie de Cerceta pardilla es la pérdida de hábitat. La pardilla prefiere los humedales someros y estacionales, que suelen estar sujetos a regímenes hidrológicos irregulares y a una inadecuada gestión del agua que puede llegar a secarlos. En España se ha constatado ya la pérdida de las salinas de Guardias Viejas (Almería) y la laguna de los Tollos (Cádiz), y están en grave riesgo la Cañada de las Norias, el marjal de Pego Oliva y Veta la Palma. Las zonas húmedas de Marruecos llevan un camino similar.

La cría tardía de esta especie le impide, por ejemplo, reproducirse hoy día en el Parque Nacional de Doñana, donde el ciclo hidrológico es muy corto y donde para el mes de junio la marisma está ya muy seca. En otros aguazales próximos, como las balsas de acuicultura, el agua alcanza concentraciones de sal demasiado altas para la Cerceta Pardilla en años secos.

Tanto en los humedales andaluces como en los alicantinos, se producen mortandades de aves acuáticas, debidas con mucha probabilidad a la mala calidad del agua por su contenido en pesticidas, fertilizantes y otros productos fitosanitarios, utilizados en grandes cantidades en los cultivos intensivos que bordean los cursos de agua. Los niveles de agua en ciertas charcas oscilan bruscamente por la extracción para el riego. La caza sigue constituyendo un grave problema aunque la especie está legalmente protegida, ya que pocos cazadores la distinguen de otras especies. Se ha constatado la muerte de cercetas tanto en los humedales alicantinos como en el delta del Ebro, lugar donde antiguamente se formaban concentraciones otoñales de estas aves. Por último, se ha detectado una cierta competencia con otras especies de acuáticas, como el flamenco y el calamón, y la depredación de ratas y gatos sobre los pollos de Cerceta pardilla.

Existe un Plan de Acción Internacional para la conservación de la especie, y se han elaborado planes de recuperación en las comunidades autónomas de Andalucía, Valencia y Murcia, que no han sido elevados al rango legal necesario para su aplicación. Se han llevado a cabo diversas acciones orientadas a la conservación de la especie, como su cría en cautividad o la prohibición del uso de nasas para capturar cangrejos, donde morían atrapadas. Sin embargo, la conservación de esta especie requiere una estricta protección y recuperación de sus hábitats de cría y de concentración pos nupcial, la ampliación de espacios protegidos, la mejora de la calidad de las aguas, la adecuada gestión del agua que garantice los niveles hídricos mínimos, así como continuar con los trabajos de seguimiento científico de la especie.

Los censos de aves invernantes dan cifras de población mundial de entre 14.000 y 24.000 cercetas; la población mediterránea debe de alcanzar unos 5.000 ejemplares. En España, las poblaciones fluctúan entre 30 y 200 parejas de Cerceta pardilla en las principales zonas de nidificación: marismas del Guadalquivir y los humedales del sur de Alicante. Esto representa aproximadamente el 50% de la población europea. Unas pocas parejas se reparten también en Almería y Valencia e incluso existen datos de nidificación ocasional en otros humedales. La tendencia general en la actualidad muestra un progresivo declive que puede acentuarse en los próximos años.

Lo más reciente en animales10

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli, la subespecie canaria de la pardela chica cría solamente en unos pocos enclaves ...
Leer Más

Pardela pichoneta o Puffinus puffinus

Pardela pichoneta o Puffinus puffinus, se trata de una especie de distribución atlántica, y sobre todo norteña, cuya escasa población ...
Leer Más

admin

Me llamo Félix García y soy un fiel amante de todos los animales y por eso he creado este sitio para facilitar la información para muchos que como yo le gusta todo lo relacionado con este fascinante mundo que es el de los animales. Tambien soy el creador de Cable de redes.

Deja un comentario