Ganga ibérica o Pterocles alchata

Ganga ibérica o Pterocles alchata

Longitud: 31-39 cm

Envergadura: 54-56 cm

Peso: 200-280 g

Periodo de cría: abril a agosto

Puesta: 3 huevos

Incubación: 19-21 días

Vuelo: 25-30 días

La población y el área de distribución de la Ganga ibérica se han reducido de forma extraordinaria en las últimas décadas. En ciertas regiones como Cataluña, sus efectivos han disminuido en cerca de un 40 por ciento en apenas 5 años, mientras que su distribución general se ha reducido en cerca del 30. Este declive se debe principalmente a la pérdida de hábitat como consecuencia de los cambios en la agricultura de secano.

Donde vive

Existen dos subespecies, de las cuales la nominal, alchata, habita solamente la Península y una pequeña localidad del sureste francés, en la Crau. La otra subespecie, caudacutus, ocupa el norte de África, sureste de Turquía, Oriente Medio y suroeste de Asia. En España forma varios núcleos diferenciados en las zonas apropiadas del valle del Ebro, Castilla y León, Castilla- La Mancha y sureste madrileño, Extremadura y Andalucía occidental.

Biología del Ganga ibérica

La Ganga ibérica prefiere las llanadas con mosaicos de secano, barbechos, eriales y pastizal, admite los terrenos algo accidentados u ondulados, pero evita las zonas con arbustos o árboles. Cuando está en su ambiente, elige los pastos y el barbecho para nidificar, en vez de las parcelas con el cereal ya encañado. Algo similar ocurre durante la invernada, cuando forma bandos de buen tamaño, mezclados a veces con los sisones en siembras de leguminosas, pero raramente en terrenos arados.

Como ocurre con su pariente la Ganga ortega, es un ave de puesta reducida, tres huevos a lo sumo, y muy afectada por la depredación, que puede significar hasta un 60 por ciento de las pérdidas de puestas y pollos. Estos son muy precoces y en cuanto se seca su plumón, a las 12-24 horas después del nacimiento, abandonan el nido y buscan refugio al abrigo de matorrales u otro resguardo.

La Ganga ibérica también depende en gran medida de la presencia de bebederos a una razonable distancia de su área de cría, no necesariamente muy grandes, pero sí con buena visibilidad del entorno mientras bebe. Se alimenta sobre todo de semillas de cereal y leguminosas, como las lentejas, o de plantas silvestres.

En invierno es muy gregaria y forma bandos de entre 20 y 30 ejemplares por lo general, aunque ocasionalmente pueden alcanzar hasta 1.000 aves.

Así se mueve

En toda su distribución occidental se comporta como una especie no migradora, pero es muy posible que realice largos desplazamientos dentro de la Península. Se conoce la existencia de grandes concentraciones invernales en las marismas del Guadalquivir y La Mancha cuyo origen es, por ahora, desconocido.

Amenazas del Ganga ibérica

Las amenazas que afectan a la ganga son muy similares a las que se comentan para otras especies esteparias como la ortega y el sisón; básicamente, la intensificación agrícola con la reducción de hábitat naturales, mosaicos de cultivos y eriales, y empleo masivo de productos químicos.

Estos cambios afectan no sólo a las áreas de nidificación, sino también a las de invernada, y, en conjunto, ambos tipos de hábitat han sufrido la pérdida de grandes extensiones de barbecho. Los datos para las principales áreas de cría son llamativos: disminución de cerca de un 30 por ciento del barbecho y aumento de un 26 por ciento del regadío, unido a aumentos notables del olivar, de hasta un 34 por ciento en Castilla-La Mancha. A todo lo anterior hay que añadir la contaminación de bebederos debida el uso de pesticidas, el aumento de depredadores oportunistas, habituales en las zonas más humanizadas, el uso de semillas blindadas y la caza ilegal.

Las medidas de conservación no pueden ser otras que las que conduzcan a una disminución del ritmo de intensificación de la agricultura y a la implantación de cultivos compatibles con la conservación de las especies esteparias. La protección de las principales áreas de cría y él seguimiento científico de las poblaciones y sus desplazamientos invernales son otras actuaciones importantes de cara a la conservación de la ganga ibérica.

¿Cuantas aves quedan?

El 90 por ciento de la población europea se reproduce en España; cifra que hace unos años alcanzaba entre 20.000 y 26.000 ejemplares y que según los datos publicados en 2005 se han reducido a 8.000-11.000. Sus principales núcleos de reproducción se encuentran en Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura y Andalucía. La tendencia actual es negativa, manteniendo desde hace veinte años un descenso cercano al 30 por ciento, lo que ha llevado a la especie a desaparecer de algunas regiones como León y hacerse escasa en otras.

Lo más reciente en animales10

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli, la subespecie canaria de la pardela chica cría solamente en unos pocos enclaves ...
Leer Más

Pardela pichoneta o Puffinus puffinus

Pardela pichoneta o Puffinus puffinus, se trata de una especie de distribución atlántica, y sobre todo norteña, cuya escasa población ...
Leer Más

admin

Me llamo Félix García y soy un fiel amante de todos los animales y por eso he creado este sitio para facilitar la información para muchos que como yo le gusta todo lo relacionado con este fascinante mundo que es el de los animales. Tambien soy el creador de Cable de redes.

Deja un comentario