Ánsar campestre de la tundra

Ánsar campestre de la tundra
Longitud: 66-89 cm
Envergadura: 142-175 cm
Peso: 3-4 kg
Cría: de mayo-junio a finales de julio
Puesta: 4-6 huevos
incubación: 27-29 días
Vuelo: 40 días

Ánsar campestre de la tundra o Anser fabalis rossicus era una especie invernante muy común en buena parte de España hasta mediados del siglo pasado. A finales de los años sesenta, sólo subsistía como invernante en la provincia de Zamora, de donde terminó prácticamente por desaparecer al inicio de este siglo. Hoy sólo se observan ejemplares dispersos en sus antiguos cuartetes de invernada, mezclados a veces con los grandes bandos de ánsar común.

BIOLOGÍA

Existen dos subespecies de ánsar campestre que crían e invernan en Europa, lo hace en los bosques de taiga y pasa el invierno en localidades de Europa Central y occidental, pero no en España. La subespecie rossicus, algo más pequeña y piquicorta que la anterior, se reproduce en las peladas extensiones de la tundra húmeda y, hasta finales del siglo xx, arribaba a nuestras latitudes en otoño, de manera que constituía la población invernante más meridional de Europa.

Como muchas anátidas, el ánsar campestre forma agrupaciones a finales del verano para llevar a cabo la muda del plumaje. Para ello eligen lugares que les brinden cierta protección ya que sus facultades de vuelo resultan mermadas durante un tiempo. A principios de septiembre emprenden el vuelo hacia sus lugares de invernada, que hasta la temporada 2001-2002 incluían a España. Aquí permanecían hasta principios de marzo, cuando retornaban a sus lugares de cría.

La rutina diaria de los ánsares invernantes era muy simple: los dormideros se situaban en la parte profunda de lagunas y embalses sin vegetación que estorbara la vista y, con las primeras luces, se desplazaban a las zonas de alimentación, a veces a 14 km de distancia. Éstas eran, principalmente, campos de cereal, no lejos de algún punto de agua donde las aves se desplazaban a beber de vez en cuando.

Hábitat

Es una especie altamente migratoria, que pasa la estación fría en un amplio arco desde Europa occidental hasta el este de Asia. Las principales áreas de invernada de la subespecie de tundra se sitúan en Europa Central y oriental, especialmente en Polonia, Alemania, Chequia, Eslovaquia, Austria, Hungría y Croacia. En España, desde los años sesenta del siglo pasado hasta el inicio del siglo xxi, ocupaba una zona del noroeste de Zamora, el complejo lagunar de Villafáfila y el embalse de Rico- bayo (o pantano del Esla).

AMENAZAS

La invernada de ánsares campestres en España ha venido reduciéndose de forma paulatina desde mediados del siglo XX. Finales del siglo XIX era un ave bastante habitual en la Albufera de Valencia y en las marismas del Guadalquivir. Todavía a principios del siglo XX era común en Cataluña y existían al menos cuatro zonas principales de invernada en España; entre ella, la laguna de la Nava en Palencia, desecada hacia 1950 para proporcionar tierras de cultivo.

En la década de los sesenta, la única zona de invernada que restaba era el complejo lagunar de Villafáfíla, en Zamora, y el cercano embalse de Ricobayo; allí comenzaron a desplazarse los ánsares, para terminar haciendo de éste su único reducto de invernada, ya a principios de los años setenta y como consecuencia, muy probablemente, de la desecación de la laguna de Las Salinas en Villafáfila. Los datos sobre la evolución de la especie en dicha época cifraban en un mínimo de 3.000-4.000 ejemplares los invernantes en el embalse. Este número desciende a 1.400 en 1982, a 500 en 1986 y a 10 en 1998. No fue posible encontrar ya ejemplares de esta especie en los censos llevados a cabo en el invierno de 2001 en su zona de invernada habitual. A partir de ese año, sólo se cuenta con observaciones esporádicas de aves en Doñana y otras localidades.

Si bien es cierto que antiguamente era una especie que se podía cazar, al igual que su pariente el ánsar común, no parece que haya sufrido bajas por este motivo a partir de 1988, ni se han producido cambios de gran envergadura que hayan afectado a los hábitats que ocupaba en la provincia de Zamora. Tampoco se ha podido detectar ningún tipo de enfermedad o parasitosis, por lo que todo parece indicar que las causas de su desaparición en nuestro país habría que buscarlas en el propio comportamiento de las aves.

Parece muy probable que se haya producido una deserción de las zonas de invernada sureñas (algo que ya venía ocurriendo desde hace muchos años en el norte de África, y más recientemente en Grecia, Italia, sur de Francia, etcétera) paralela a un aumento de la invernada en el este y centro de Europa, más próximos a sus lugares de cría. Frente a esta situación no parece que sea mucho lo que se pueda hacer. Ya en los años noventa del siglo pasado se intentó un seguimiento científico de la población de Ricobayo que permitió descartar que el declive tuviera su origen en las actuaciones humanas. Su catalogación como especie en peligro responde a la aplicación de criterios estrictos, pero no parece razonable invertir esfuerzos en intentar un hipotético retorno de las aves, teniendo en cuenta que no se trata de una especie amenazada a escala europea.

La población invernante europea oscila entre 300.000 y 600.000 aves, según los autores, con tendencia a desertar de sus zonas de invernada más meridionales. En España, alrededor de 4.000 ejemplares invernaban en 1972 en Zamora; actualmente, sólo pueden verse ejemplares aislados o pequeños grupos en distintas localidades.

Lo más reciente en animales10

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli, la subespecie canaria de la pardela chica cría solamente en unos pocos enclaves ...
Leer Más

Pardela pichoneta o Puffinus puffinus

Pardela pichoneta o Puffinus puffinus, se trata de una especie de distribución atlántica, y sobre todo norteña, cuya escasa población ...
Leer Más

admin

Me llamo Félix García y soy un fiel amante de todos los animales y por eso he creado este sitio para facilitar la información para muchos que como yo le gusta todo lo relacionado con este fascinante mundo que es el de los animales. Tambien soy el creador de Cable de redes.

Deja un comentario