La Aguja colinegra o Limosa limosa

Aguja colinegra o Limosa limosa

Longitud: 40 cm

Envergadura: 82 cm

Peso: 300 g

Periodo de cría: abril a agosto

Puesta: 3-4 huevos

Incubación: 22-24 días

Vuelo: 25-30 días

La aguja colinegra mantiene en España una pequeña población marginal (apenas una decena de parejas), que cría esporádicamente y que se nutre de las poblaciones norteñas, permitiendo su renovación. Sin embargo, la tendencia observada en esta especie a nivel europeo, y seguramente relacionada con los cambios agrícolas, afecta de forma importante a la población que inverna en nuestro país.

Donde vive la Aguja colinegra

En Europa existen dos subespecies: la nominal, limosa, que ocupa Europa y parte de Rusia hasta el rio yenisei, y la islándico, distribuida por Islandia, Escocia y norte de Noruega. En España cría de forma ocasional la primera en distintos puntos de Castilla-La Mancha, Castilla y León y Galicia, aunque también ha criado en Cataluña y Extremadura.

Biología de esta ave

En las zonas menos humanizadas de su distribución norteña, como Islandia o Escocia, es una especie propia de parameras, brezales, prados o cualquier otro tipo de zona herbosa o de vegetación baja encharcada. También cría en bordes de lagunas o marismas siempre que la vegetación no sea demasiado alta o la lámina de agua muy profunda. La deforestación y el aumento de las superficies cultivadas o la creación de pastizales para el ganado han transformado el paisaje y una buena parte del área de distribución occidental de la aguja colinegra.

En España ocupa praderas húmedas, bordes de lagunas y otras zonas inundables donde puedan instalar él nido y los pollos encuentren fácilmente invertebrados acuáticos para alimentarse.

Es una especie colonial que comienza a criar hacia finales de abril, y para junio ya se pueden observar jóvenes volantones.

Así se mueve

Parte de la población europea occidental inverna en el suroeste del continente, en España y Portugal, y en buena parte del norte y noroeste de África, tanto en la costa como en el interior, en las zonas de inundación del río Níger.

En España existe un buen paso de aves migradoras, tanto del continente como de Islandia. Las principales zonas de invernada son las marismas del Guadalquivir y del Odiel, la bahía de Cádiz y el delta del Ebro. Algunos ejemplares invernan también en Canarias.

Amenaza de la Aguja colinegra

La amenaza más generalizada para esta especie en toda Europa es la intensificación de las prácticas agrícolas. La aguja es una especie que habita los terrenos improductivos, especialmente las praderas inundables para los pastos y secas para la siega del heno, un tipo de hábitat que está siendo abandonado en favor de las grandes extensiones de monocultivos. La utilización de grandes cantidades de plaguicidas disminuye también las poblaciones de insectos, alimento fundamental de los pollos.

La pequeña población reproductora española depende del tamaño poblacional y distribución de las colinegras del resto de Europa, pero la situación de las poblaciones invernantes está en directa relación con los niveles de conservación de su hábitat, en la Península y en el resto de sus cuarteles de invernada. El problema en España es la pérdida de salinas y zonas interna reales en beneficio de los; cultivos marinos de peces y moluscos, cada vez más abundantes, y de las playas artificiales. También se ven afectadas por la presencia humana y la caza.

No existen actualmente medidas de conservación de ésta especie, que requiere la protección de sus áreas de reproducción, invernada y ruta migratoria, como un primer paso. En segundo lugar, sería preciso la restauración o mantenimiento de las Zonas intermareales, las salinas y las áreas inundables, y la regulación de la carga ganadera para evitar el pisoteo de los nidos en las zonas de pasto.

Las explotaciones agrarias y los cultivos marinos plantean una demanda cada vez mayor de terreno, necesario para la conservación de muchas especies de aves, lo que plantea, una vez más, la necesidad de regular la política agroalimentaria y su impacto en el medio natural.

Cuantas quedan en la actualidad

La población europea se cifra en 99.000-140.000 parejas. España tiene una pequeña población que no supera las 10 parejas, sin embargo, durante el invierno, la población de colinegras asciende algunos años a cerca de 40.000 aves, cerca de la mitad de ellas en Andalucía.

Lo más reciente en animales10

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli

La pardela chica o Puffinus assimilis baroli, la subespecie canaria de la pardela chica cría solamente en unos pocos enclaves ...
Leer Más

Pardela pichoneta o Puffinus puffinus

Pardela pichoneta o Puffinus puffinus, se trata de una especie de distribución atlántica, y sobre todo norteña, cuya escasa población ...
Leer Más

admin

Me llamo Félix García y soy un fiel amante de todos los animales y por eso he creado este sitio para facilitar la información para muchos que como yo le gusta todo lo relacionado con este fascinante mundo que es el de los animales. Tambien soy el creador de Cable de redes.

Deja un comentario